¿Qué es el usufructo de una vivienda?

Los bienes inmuebles pueden ser disfrutados por el propietario, pero también se puede determinar que cierta persona sea usufructuaria de la vivienda. ¿Pero qué significa esto exactamente? ¿Qué es el usufructo de una vivienda?

Hemos dedicado algunos de los últimos artículos a las propiedades en venta, como el artículo Documentos para vender un piso en Barcelona o el artículo ¿Qué impuestos se pagan al vender un piso en Barcelona? En otros artículos nos hemos centrado en las propiedades en alquiler, como en el artículo ¿Cuánto cobrar por un alquiler en Barcelona? Pero en el presente artículo vamos a hablar del usufructo de los bienes inmuebles.

A continuación, explicamos qué significa tener el usufructo de una vivienda, qué implica ser usufructuario y qué tipos de usufructos hay. 

¿Qué es y qué implica el usufructo de una vivienda?

Antes de explicar qué es el usufructo, conviene aclarar que el propietario de una vivienda es aquel que tiene pleno dominio. Y tener el pleno dominio significa que se tiene tanto la nuda propiedad como el usufructo. Tener la nuda propiedad significa contar con el inmueble como parte de tu patrimonio y tener el usufructo significa que puedes disfrutar del inmueble, puedes utilizarlo. Por tanto, se puede ser usufructuario de una vivienda, se puede ser nudo propietario y se puede ser ambos, en este último caso se tiene pleno dominio de la vivienda.

Ahora que hemos aclarado estos términos, sabemos que se puede ser usufructuario de una vivienda sin ser nudo propietario de esta. Dicho de otra forma, en determinadas circunstancias, una persona puede disfrutar legalmente de una vivienda sin ser su propietario. Esto es lo que significa tener el usufructo de una vivienda.

Digámoslo de forma más técnica. Según el artículo 467 del Código Civil: “El usufructo da derecho a disfrutar los bienes ajenos con la obligación de conservar su forma y sustancia”. Sin embargo, al no tener la nuda propiedad de la vivienda, el usufructuario no puede contar el inmueble como parte de su patrimonio. También es importante destacar que el usufructo es un derecho temporal, como veremos en el siguiente apartado del artículo.

Tipos de usufructo de una vivienda

Existen diferentes tipos de usufructo, de hecho, se pueden clasificar de diferentes formas. Si los clasificamos en función de su duración, tenemos el usufructo temporal, en el que se establece un periodo concreto, y el usufructo vitalicio, que dura hasta que el usufructuario fallece.

También podemos clasificar los usufructos en función del tipo de bien. En este caso tenemos el usufructo de bienes materiales, que puede ser de bienes muebles o inmuebles, y el usufructo sobre derechos, que se aplica sobre derechos transferibles.

Por último, podemos clasificar los usufructos en función de cómo se obtienen. Por un lado, tenemos el usufructo legal, que se obtiene cuando el propietario es el cónyuge y este fallece, entonces el cónyuge viudo pasa a ser el usufructuario. Por otro lado, tenemos el usufructo voluntario que, como su nombre indica, se cede de forma voluntaria. Por último, tenemos el usufructo por usucapión, el cual se adquiere por ciertas condiciones, como haber vivido mucho tiempo en un inmueble.

Conclusiones

Como hemos visto, el usufructo de una vivienda implica poder disfrutar de esta sin ser el propietario. Además, existen muchos tipos de usufructo y se pueden clasificar de diferentes formas en función de cómo se obtiene, su duración o la naturaleza de los bienes.Desde Don Casa, como inmobiliaria en Barcelona, hemos asesorado a muchos propietarios en aspectos legales relacionados con la nuda propiedad y el usufructo. Contacta con nosotros si deseas información acerca de nuestros servicios inmobiliarios en Barcelona.

Contacta con nosotros